Dos años después

23 de abril de 2017

Ya pasaron 2 años desde aquel posteo donde les expresaba todo mi miedo frente al día siguiente que me iban a operar del pulmón. à (El link, haciendo click acá). El otro día lo volví a leer ya que se habían cumplido 2 años el 20 de abril y leí al final de la nota que decía algo como luego les comentaré cómo me fue. Una invitación a volver a escribir si salía ilesa del asunto. Dos años pasaron y ustedes me siguieron leyendo así que bueno, no me pasó nada grave por suerte pero nunca les conté nada más.

Voy a usar este espacio para darle un cierre al asunto, o por lo menos contarles c
ómo fue mi experiencia estos años desde que me operaron.
Estuve cinco días internada. Me operaron un lunes, salí el mismo sábado. Fue una semana bastante larga, más que nada para mis papás que se turnaban para quedarse a cuidarme y siempre estuve acompañada por ellos. Tantos detalles ya no me acuerdo pero sé que la operación duró más de la cuenta porque el cirujano tuvo que sacar un poco más de lo que creía ya que estaba muy adherido. Por suerte no hubo complicaciones y mismo cuando me estaban trasladando hacia la sala de postoperatorio me desperté y los vi de pasada a mis papás y veía desde abajo a las enfermeras y médicos que me llevaban. Después me desperté nuevamente y estuve toda la primera noche super grogui, pero era de esperar... con el efecto que quedaba de la anestesia y toda la cantidad de remedios que me daban...

Estuve como 3 noches en postoperatorio recuperándome de a poco, comiendo un poco cada día más (no tocaba la comida al principio) y conectada a mil cables: la sonda de la orina, un cosito para medir el oxígeno en el dedo índice, cables para medir la actividad cardíaca, el cosito para medir la presión constantemente puesto en el brazo, el drenaje (que es como una botella en el piso conectada a un tubo que lleva al pulmón, sacando la sangre que quedaba y limpiándome la zona de operación) y por supuesto, el suero. Los primeros días orinaba mediante la sonda así que no había problema. Cuando me la sacaron, tenía que llevarme la botella con mi sangre (el drenaje) al baño con cuidado y constantemente sentía mucho dolor. A veces tenía que pedir rescates que es cuando te metían mediante el suero una pequeña dosis de morfina (o un derivado) para alivianar el dolor. Además, un día me tuvieron que bañar dos enfermeras. Yo ya estaba en un estado en el cual ya no me importaba nada por suerte así que no fue tan difícil aceptar todo, pero en retrospectiva claramente no me gustaría volver a pasar por nada de eso. La operación fue una bobada al lado de la pesadilla del postoperatorio (y bueno, claro, estaba dormida).

Ya cuando me trasladaron a la habitación fue otra cosa. Antes tenía médicos constantemente viniendo a ver cómo estaba. Ahora venían cada tanto y luego se iban. El dolor de a poco se fue yendo y me cambiaron la morfina por un remedio llamado Tramadol, que es un intermedio entre los opiácidos y el paracetamol. Lo malo fue que no bien me lo dieron empecé a sentirme mal porque un efecto secundario es el de sentir mareos. Estuve 24 horas mareada (me quería matar) pero por suerte a la noche se me pasó y no me volvieron a dar más. Empecé con el paracetamol y el omeprazol y ya de a poco empezaron las visitas. Vinieron mis tíos, mis abuelos, mi hermana, una amiga, etc. para ver cómo andaba. Me hubiera gustado que viniera más gente, más amigas pero lo cierto también es que yo no estaba como para recibir muchas visitas. Todavía me sentía débil y la concentración de gente me mareaba. Luego pude saludar a todos claramente cuando me fui para casa y me dieron el alta.

Las primeras semanas tenía que hacer reposo total en casa. No podía salir mucho ni viajar en colectivo. Luego de la tercera semana ya empecé a movilizarme, me incorporé a la facultad de nuevo pero tenía que viajar en auto. Además tenía que ir a visitas al cirujano para que me sacara los puntos y para hacerme análisis de cómo había salido de la operación. Por suerte estaba todo bien. Si bien hubieron algunos sustos en el medio porque de hipocondríaca nomás sentía como que la cicatriz tenía cosas raras o que respiraba raro, enseguida el médico me tranquilizó diciéndome que estaba todo bien y eran todos síntomas normales. Meses después fui al neumonólogo, me dio el alta definitivo y me dijo que no necesitaba volver más.

Y acá estoy, dos años después que me parecen menos. Super super super contenta con la operación. El año pasado experimenté lo que es tener un resfriado. Es algo positivo para decir ya que nunca había tenido uno, siempre iba directo a la pulmonía o cosas así. Fue re loco, me resfrié y después se fue solo, sin antibióticos ni nada. Parece una cosa re tonta, que le pasa a todos pero bueno para mí era todo un logro. Ya no tengo mal aliento, ni crepitancias (ruiditos en el pulmón) ni ganas de toser repentinas, ni toso cuando me acuesto, ademas de que ya no hay nada dañino dentro que contagie al resto del pulmón ni al izquierdo. Tampoco me enfermo todo el tiempo y aunque con un lóbulo del pulmón menos creo que nunca antes respiré mejor que ahora. 

Postdata:
Creo que es importantísimo agradecer siempre. Y no quiero terminar el posteo sin agradecer a mi cirujano y claramente recomendarlo por si alguno alguna vez necesita un cirujano torácico. Su nombre es Alejandro Newton y hasta donde sé atiende particulares, OSDE Binario, Swiss Medical. A mí me atendió en la clínica Mater Dei a la cual también agradezco todo su equipo de médicos que me operaron, me atendieron y de enfermeras que me cuidaron en esa semana. Gracias a mis papás por estar ahí y fijarse que en ningún momento estuviera sola. Sé que tuvieron que postergar pacientes, clientes. Gracias por su amor incondicional. A todos los que me vinieron a ver, a los que rezaron por mí y los que se preocuparon, a mi familia. Y gracias a Dios por haber permitido que todo saliera más que bien y regalarme cada vez que me levanto un nuevo día para crecer.

Postdata n°2 (y última prometo):

Me acabo de dar cuenta que este es el posteo en el blog número 100!! En junio se cumplen 6 años desde que lo abrí y aunque no lo escriba con la frecuencia que me gustaría, pienso seguir manteniéndolo y compartiendo mucho más contenido con ustedes mucho más tiempo ♥